Premios (chuches/snacks)

Descubre estos increíbles premios

ver mas premios

¿Qué recomiendan los veterinarios?

En primer lugar, es fundamental resaltar que no todos los alimentos que son saludables para los humanos lo son también para los perros. Algunos están prohibidos o deben limitarse, algo que explicaremos más adelante.

A diferencia de los gatos, que son completamente carnívoros, los perros son omnívoros oportunistas. Esto significa que, además de carne y pescado, pueden comer cereales, frutas y verduras, eso sí, calculando correctamente las proporciones.

Recuerda que la obesidad en perros es un problema real y muy común, algo que debes tener en cuenta a la hora de elegir y ofrecer premios a tu perro. Por ejemplo, si decides adquirir snacks comerciales, no dudes en revisar su composición y las calorías. Eso te permitirá saber si es posible ofrecerle tres golosinas a la vez o si es preferible emplear solo una.

Lo importante es que al reforzar a tu perro tengas moderación y aprendas a trabajar también con caricias o con la voz. Así mismo, intenta premiarle con pequeñas cantidades, no solo para evitar la obesidad, sino también para que valore más los refuerzos o para evitar saciarlo. Recuerda que no le estás alimentado, le estás premiando.

Las golosinas, geniales para adiestrar perros

Cuando se está adiestrando o educando a un perro, por ejemplo, enseñando los ejercicios de obediencia básica, lo ideal es tener a mano golosinas y premios de su agrado para poder reforzarlo. Aunque no es el único tipo de refuerzo que existe (antes hemos hablado de caricias o palabras amables) sí suele ser el mejor recibido.

Mediante el uso del refuerzo positivo podrás observar cómo tu perro aprende y recuerda con más facilidad. También es indicado para mejorar el vínculo con el propietario o para asegurar el bienestar del perro.

¿Qué dar de premio a un perro durante el adiestramiento?

Es muy importante variar el tipo de premio, no solo para equilibrar las dietas, sino también para mantener el interés en el perro. Debes descubrir cuáles son los premios que prefiere y ordenarlos de valor más alto a más bajo.

Para repasar órdenes ya aprendidas, lo mejor es que emplees golosinas con un valor bajo. Por el contrario, si tratas de ayudarle a superar un miedo, enseñarle algo muy complicado o intentas que se concentre en un entorno lleno de estímulos, necesitarás refuerzos de valor más alto. Si quieres saber más, no dudes en visitar nuestro artículo sobre las sesiones de adiestramiento canino.

Ver las imágenes de origen