Higiene

mira estos productos para cuidar a tu perro

ver mas ofertas

La higiene del perro

La higiene diaria del perro es de vital importancia en su salud. Una buena higiene es el primer método de prevención contra infecciones, enfermedades y parásitos y además mejora el aspecto del animal. Principalmente cuidaremos el estado de la piel, pelo, uñas, oídos, ojos y  boca en casa. 

Baños

Los baños se hará siempre con un champú especial para perros, nunca de humanos. El pH de la piel de los perros es distinto al nuestro y usar nuestros productos podría irritarles la piel.

Una frecuencia mensual sería lo aconsejable, pero esto también puede depender del tipo de pelo que tenga nuestro perro. El exceso de baños puede provocar dermatitis.

Para empezar dale a tu perro un cepillado para eliminar pelo muerto y nudos. Regula la temperatura del agua para que esté tibia. Puedes utilizar el cabezal de la ducha para mojarlo, no les eches agua directamente a los ojos o nariz, ten cuidado de que caiga agua dentro de sus orejas. Aplica champú y masajea para arrastrar la suciedad, insiste en los pliegues de la piel, aclara y frótalo bien con una toalla. Seca por completo al perro con toalla y secador. Es importante que la piel no quede húmeda. Si bañar y secar bien a tu mascota te supone un problema, no se porta bien y ya has probado de todo o resulta muy aparatoso siempre puedes traerlo a nuestra peluquería.

Lo mejor es acostumbrarlos al baño desde cachorros, para que lo asocien como algo positivo.

Cepillado

Debería ser diario, especialmente durante la muda (primavera y otoño). Quita el pelo muerto y mucha suciedad, permitiendo espaciar los baños. Además los perros de pelo largo necesitan este cepillado para mantener el pelo suelto y desenredado.

Existen muchas herramientas para peinar y desenredar el pelo de nuestras mascotas: manoplas, cardas, peines, cepillos, cortanudos… cada uno adecuado para un tipo de pelo. Puedes consultar a nuestra peluquera para informarte de cuál es la mejor para tu perro y cómo utilizarlas. Además, disponemos de varios tipos en nuestra tienda.

Uñas

Las uñas se deberían cortar con la frecuencia necesaria. Esta dependerá de la velocidad del crecimiento de las uñas y del desgaste que el perro les dé. Hay que prestar atención a los espolones, pues no se desgastan y pueden llegar a clavarse en la piel.

Los cortauñas para humanos no sirven para perros, nuestra uña es plana y blanda y la suya cilíndrica y muy  dura. Necesitan uno específico. Hay que tener mucho cuidado en no rozar la zona de crecimiento, puede sangrar y hacerle algo de daño si toca el nervio, convirtiéndolo en una experiencia desagradable para el animal.

ídos

Sí, también debemos mantener limpios los oídos de nuestras mascotas, sobre todo si son propensos a otitis, o de orejas caídas. Su oído es más profundo y la disposición es distinta a la nuestra por lo que muchas veces limpiamos solo superficialmente. Necesitan un limpiador de oídos específico para perros, su composición es aceitosa, diferente a la que utilizamos nosotros, que es más acuosa.  Estos limpiadores tienen una boquilla para poder introducir el líquido en el conducto auditivo del can. Una vez han caído unas gotitas, masajeamos, dejamos que se sacudan y retiramos la suciedad que han expulsado con una gasa.

Ojos

La limpieza de los ojos debe ser diaria, sobre todo en perros que lagrimean mucho y acumulan legañas. Existen limpiadores oculares para ellos que limpian e hidratan el ojo.

Boca

Es aconsejable cepillar los dientes un par de veces por semana, como mínimo, para retrasar la aparición del sarro y evitar la enfermedad periodontal, los colutorios pueden colaborar. Si las placas de sarro ya hubieran aparecido se debe hacer una limpieza de boca.